Respuestas Catastro de Ensenada

Volver a Web de Laborda

 

El Catastro de Ensenada, del año 1751, es una importante fuente que, a través de las Relaciones Personales, nos permite, a pesar de su carácter fiscal y por consiguiente su probada ocultación, realizar una radiografía de la ciudad de León, no sólo en lo que respecta las estructuras económicas, sino también en el campo de las realidades sociales.

En principio, no voy a transcribir todas las preguntas -40 en total- y respuestas, si no sólo las que, a mi juicio, son más relevantes y curiosas:

 

En la ciudad de León, a cinco días del mes de Junio año de mil sietecientos y cincuenta y uno, su Señoría el señor don Agustín Guiráldez y Ordóñez, Correjidor Yntendente General de todas Rentas Reales de este Reyno, en consequencia del Auto del día dos del presente mes y año, estando en su posada don Joseph Montes Bustamante, cura rector de la parrochial de San Pedro de los Huertos; don Juan Francisco Ruigómez, marqués de San Ysidro, y don Thomás Castañón, Regidores perpetuos de esta referida Ciudad; Manuel de la Bandera, Escrivano de su Ayuntamiento; don Pedro Ocón, Procurador General del Común; don Ambrosio Rodríguez Espejo, portero mayor de dicha Ciudad y Oficial  mayor de la Contaduría de su Superyntendencia de rentas y Arvitrios; don Juan Antonio San Jurjo, residente en esta Ciudad; Joseph Garrido, vecino de la Villa de Valencia de don Juan, y Joseph Ejido, que lo es de la de Villamañán, medidores; Manuel Pérez, Juan Llamero, vecino del arrabal del Puente del Castro; Alonso Villegas y Francisco Aller, vecinos de Santa Olaja; Francisco de la Fuente, vecino del arrabal de San Pedro de los Huertos; Francisco de Robles, del de Salvador del Nido; Francisco Díez y Francisco Arias, vecinos del lugar de Villa Obispo; Antonio Rodríguez Parola, vecino del de la Serna; Juan de Robles y Juan Rodríguez, vecinos del arrabal de Renueba; Antonio Trobajo, vecino del lugar de Navatijera; Joseph Carreras y Manuel González, vecinos del arrabal de la Corredera; y Juan de Soto, vecino del lugar de la Armunia, todos labradores, Peritos e inteligentes en el conocimiento de las heredades consistentes en el Término de eta Ciudad, su cavida, producto y calidades. Don Miguel Pérez Fernández, Administrador de las rentas de este casco, y don Manuel de Quintanilla, Contador de ellas; don Dionisio Ybáñez y don Joseph Feyjoo, Notario mayor el uno, y el otro Procurador del Tribunal Eclesiástico de esta referida Ciudad; dicho don Pedro Ocón y don Antonio Ortiz de Zevallos, Presvítero de Real Adelantamiento y Número de ella; don Manuel de Brizuela, Abogado de los Reales Consejos; don Manuel de Urrutia, boticario; Joseph Calvito y Thirso de Liébana, cirujano y sangrador; Martín de Cavo y Andrés Alvarez, comerciantes en ventas de vino y aceyte de linaza; Juan Alonso Marbán y Miguel Fernández Chicarro, zerero; Benito Díez, mercader de hierro; Domingo López, confitero; Joseph y Blas Suárez y Juan García, alarifes y carpinteros; Rodrigo Vicente, tejero; Juan Antonio Fernández, albéytar; Diego Fernández, mesonero; Joseph García y Miguel Blanco, zerrajero y herrero; Manuel de la Vega, platero; Miguel Martínez, cabestrero; Benito González, panadero; Joseph Tascón, zapatero; Joseph Leguina y Thomás García, sastres; Bartholomé Fidalgo, tejedor de lienzos; Lucas Barrial, sombrerero; Manuel de Parras, cuchillero; Joseph Cuende, sillero; Matheo González, cordonero; Juan Rodríguez y Pedro de Soto, curtidores; Juan Antonio Fernández, cubero; Manuel Jiménez, calderero; Manuel de Navares, cardador; Juan Zurita, zedazero; Manuel de Valladolid, aforador; Vicente de los Campos, coletero; Diesgo González, botero; Nicolás de Noriega y Francisco Rodríguez, regatones; Benito de Otero, pastelero; y Fernando Conde, alfarero. Y estando todos juntos por ante mí, el Escrivano, su Señoría, de los sobredichos y cada uno de por sí (a excepción del cura) tomó y recivió juramento por Dios Nuestro Señor y una señal de la cruz, en forma de Derecho, que lo hicieron como se requiere, prometieron decir verdad de lo que supieren y les fuere preguntados, y siéndolo por el tenor del Ynterrogatorio impreso, señalado con la letra "A" que va por cabeza, a cada una de sus preguntas respondieron lo siguiente:

 

1ª Cómo se llama la Población.

A la primera dijeron que esta Ciudad se llama León

2ª Si es de Realengo o de Señorío: a quién pertenece: qué derechos percibe y quánto producen.

 A la segunda dijeron que es propia del Rey (que Dios guarde), a quien pertenecen los derechos de Cientos, Millones, Alcavalas y más correspondientes al Señorío natural; y por los expresados derechos de Alcavala, Cientos y Millones, paga esta Ciudad anualmente trescientos treinta y cinco mil nuevecientos y treinta reales, en que está encavezada.

6ª Si hay algún Plantío de Arboles en las Tierras que han declarado, como Frutales, Moreras, Olivos, Higueras, Almendros, Parras, Algarrobos, etc.

A las sexta dijeron que sólo en algunas huertas hay, aunque pocos, algunos árboles frutales de que rara vez se coje fruto poor lo frío del pays, y en los prados y huertas hay, para sus divisiones y cierros, algunos pies de palera, chopos y sauzes que no dan fruto.

15ª Qué derechos se hallan impuestos sobre las Tierras del Término, como Diezmo, Primicia, Tercio Diezmo y otros; y a quién pertenecen.

A la quince dijeron que sobre las heredades del Término de esta Ciudad se halla impuesto:

Diezmo. El drecho de Diezmo, que se causa de todos los frutos que en él se cojen, exzepto de la linaza, que por costumbre no se paga, sólo sí los forasteros que la siembran dentro de estos Términos y dezmerías, por el qual derecho se paga de cada diez uno de todas las referidas especies y corresponde a los cuaras párrochos de esta Ciudad y sus arrabales, según los territorios y dezmerías que para este fin tienen separados y divididos: y en los que se causan en el territorio y dezmería del arrabal de San Pedro del Puente lleva la quarta parte la Santa Yglesia Cathedral de esta Ciudad, y las tres restantes el cura párrocho; en la dezmería y territorio de San Marcelo y Corredera lleva la tercera parte su cura párrocho y las otras dos el hospital de San Antonio Abad de esta Ciudad; en los que se causan en la dezmería y territorio de San juan de Renueba lleba dos terceras partes su cura párrocho y la otra el Cavildo de las Santa Yglesia.; y los que se causan en los demás territorios y dezmerías, corresponden enteramente a los curas párrochos de sus respectivas Yglesias.

Primicia: Asímismo está impuesto el derecho de Primicia, que son dos eminas de trigo y centeno por mitad, que paga cada labrador que tenga para de bueyes de labranza y que llegue a pagar dos eminas por razón de Diezmo. Y en el lugar de Villa Obispo y arrabal de Puente del Castro, deven ser de trigo las dos eminas que cada labrador paga por el derecho de Primicia, y éste coresponde a las Fábricas de las Yglesias de esta Ciudad y sus arrabales, cobrando cada una el que corresponde a sus feligreses.

19ª Si hay Colmenas en el Término, quántas y a quién pertenecen.

A la pregunta diez y nueve dijeron que hay algunas colmenas en esta Ciudad, aunque pocas, no saven quántas son, ni a quién pertenecen, resultarán de las relaciones que ayan dado sus dueños, y sí que en Término de esta Ciudad, en el sitio intitulado de la Candamia, hay un palomar, perteneciente a don Thomás Castañón, vecino y Regidor perpetuo de ella, cuya gananzia o producto de él le regulan en cien reales cada año, y cada colmena por miel y zera, seis reales.

20ª De qué especies de Ganado hay en el Pueblo, y Término, excluyendo las Mulas de Coche, y Cavallos de Regalo; y si algún Vecino tiene Cavaña, o Yeguada que pasta fuera del Término, dónde y de qué número de Cabezas, explicando el nombre del Dueño.

A la pregunta veinte dijeron que las especies de ganados que hay en esta Ciudad se reducen a bueyes, bacas, yeguas, ovejas y carneros, cerdos y algunas pollinas; y ningún vecino tiene cabaña de ganado lanar o yeguada fuera del Término.

21ª De qué número de Vecinos de compone la Población, y quántos en las Casas de Campo, o Alquerías.

A la veinte y una dijeron que en esta Ciudad, sus arrabales y lugar de Villa Obispo hay mil quatrocientos ochenta y dos vecinos seglares, inclusos las viudas y pobres de solemnidad, cavezas de casa y los dos que viven en las de campo unidas en esta Ciudad y su Término, que son la de la Candamia, propia de don Thomás Castañón, y la casa de la Vega, que lo es de don Francisco Rodríguez Lorenzana.

22ª Quántas Casas havrá en el Pueblo, qué número de inhabitables, quántas arruynadas: y si es de Señorío, explicar si tienen cada una alguna carga que pague al Dueño por el establecimiento del suelo, y quánto.

A la veinte y dos dijeron que en esta Ciudad, sus arrabales y lugar de Villa Obispo hay mil doscientas y quatro casas avitables, diez inavitables por falta de reparos y diez y seis arruynadas, que sólo han quedado los suelos.

28ª Si hay algún Empleo, Alcavalas, u otras Rentas enagenadas: a quién: si fue por Servicio Pecuniario, u otro motivo: de quánto fue: y lo que produce cada uno al año, de que se deberán pedir los Títulos y quedarse con Copia.

A la veinte y ocho dijeron tiene esta Ciudad por suyos propios, en virtud de Reales Privilegios y confirmaciones, los empleos de Contador de Millones y Rentas Reales de ella y su thesorería, por compra hecha a Estevan Fernández de Riaño, a quien Su Magestad hizo merced de dicho oficio en el año pasado de mil seiscientos y treinta y nueve por haver servido a la Real Corona con cinco mil ducados, cuyo título, despachado a su favor, se halla confirmado por la Magestad del Señor Rey don Phelipe Quinto y Junta de Yncorporación, en treinta de agosto de mil sietecientos y diez, con el goce de cien mil maravedíes de salario anuales que se cobran en las Rentas Provinziales de esta Ciudad, que los tiene aplicados los cincuenta mil maravedíes a sus Propios para aumento de ellos, como resultara del testimonio que diesen los presentes Escrivanos, y los cincuenta mil restantes se reparten por mitad entre los dos cavalleros Rejidores, a quienes, por turno, corresponde al año esta Comisión. Y el rendimiento que producen las tomas de razón y más derechos que se cobran en dicha Contaduría importan anualmente, regulado por un quinquenio, tres mil y quatrocientos reales para la paga de salarios a los oficiales que sirven dicha Contaduría.

Ygualmente pertenece a esta Ciudad por Reales Privilegios la regalía de nombrar Alguazil Maior de la Ciudad, sin salario alguno, y sólo le goza por la recaudación de Rentas Provinciales, que anualmente le dan doscientos ducados por las diligencias que practica a favor de dicha recaudación dentro del casco de esta Ciudad y sus arravales.

Asímismo, en virtud de los citados Reales Privilegios, tiene la regalía de nombrar Alguazil Mayor de Millones, como lo practica en primero de enero de cada año, y aunque la persona que le sirve no goza salario alguno por él, la Ciudad recive de la Real Hacienda doscientos ducados anualmente que aplica para aumento de sus Propios, como resultará de las Cuentas de ellos.

También pertenece a esta Ciudad por Reales Privilegios el nombramiento de Procurador Síndico o del Común, Alguacil Mayor del campo, Defensor de la Ciudad y su Reyno, Fieles de bastimentos, Jueces de mes, Alguaciles del gremio del vino, Portero Mayor y Menores, Escrivanos de cartas de pago de gremios de vino y romana, que regularmente lo son los dos de su Ayuntamiento, Contraste, Marcador de plata, Repesadores de la harina y Examinadores de todos géneros y artes mecánicos, cuyos nombramientos no producen utilidad alguna a la Ciudad, y el que tienen es a beneficio de los tales nombrados, y por dichos empleos y derecho de obtenerlos la Ciudad sirvió al Rey con seis mil ducados.

Asímismo tiene la Ciudad por suyo propio uno de los oficios de Escrivano de Ayuntamiento, que al presente ejerce Manuel de la Bandera, y el de Guerra, que obtiene Juan González Llamazares; y por los nombramientos hechos en ellos, ni los que haze la Ciudad en qualquiera vacante, no recive utilidad alguna por conferirlos generosamente.

Asímismo pertenece a esta Ciudad por los referidos privilegios y posesión en que se halla el derecho de nombrar para los oficios de Escrivanos de esta Ciudad y su Jurisdicción, que son con calidad de renunciables, sugetos que los ejerzan quando vacan por defecto de dicha renuncia, y con el nombramiento que hace la Ciudad, acude el Provisto a Su Magestad para que le despache el título correspondiente.

Por Reales Privilegios y confirmaciones pertenece a la Ciudad los derechos de Alcavalas, que se causan en los lugares de Fresno del Camino, Santuario de su Hermita y Trovajo de Arriba, cuyo rendimiento anual, que monta seiscientos y treinta reales, es correspondiente a sus Propios.

Y asímismo goza por la propia razón, la renta de las casas dezmeras de este Obispado y el de Astorga, cuyo producto regulado por un quinquenio monta quatro mil quatrocientos y cincuenta reales al año.

Y también pertenece a la Ciudad por otro privilegio, el nombramiento de Fiscal del Número de ella y su Jurisdicción.

Y asímismo dijeron que en esta Ciudad se hallan enagenados de la Real Corono los oficios de veinte y siente Regidores de ella y otros muchos de Escrivanos del Número, Receptores y Procuradores de las dos Audiencias del Adelantamiento y Número que posehen varios particulares, a cuyos títulos se remiten los que responden, pues no saven si fue por Servicio Pecuniario u otro motivo, la enagenación de quánto fue y que cada uno produce al año según la avilidad con que lo maneja el posehedor, y los empleos de Regidores valen también según los pocos o muchos que residen en esta Ciudad, entre quienes se reparten las comisiones y propinas que constan de las cuentas de Propios, por lo qual no pueden señalarles su producto anual.

29ª Quántas Tabernas, Mesones, Tiendas, Panaderías, Carnicerías, Puentes, Barcas sobre Ríos, Mercados, Ferias, etc. hay en la Población y Término: a quién pertenecen, y qué utilidad se regula puede dar cada uno al año.

A la pregunta veinte y nueve, que en esta Ciudad no hay sitios determinados para tabernas, porque los vecinos cosecheros lo venden en sus propias casas y los obligados o abastecedores las arriendan como y donde les parece, por lo qual la utilidad que producen estos sitios se incluyrá en la renta respectiva de las casas donde se hallan las tabernas.

Mesones. Que hay ocho mesones donde se hospedan los que transitan por esta Ciudad:

  •  que el uno pertenece a don Manuel de Quiñones, y la renta en cada un año, trescientos y treinta reales;

  •  otro, al marqués de San Ysidro, sito a Puerta de Santa Ana, cuya renta le vale anualmente mil y cien reales;

  •  otro, a doña Agustina Rodríguez, viuda, sito a Salvador del Nido, que renta al año doscientos y sesenta y quatro reales;

  •  otro pertenece a don Thomás Castañón, a Puerta de Santa Ana, que renta en cada un año trescientos y sesenta reales;

  •  otro que pertenece al Real Convento de San Ysidro, a la plazuela del Peso, que renta trescientos y noventa y seis reales al año;

  •  otro que pertenece a dicho Real Convento, a Salvador del Nido, que renta trescientos y treinta y tres reales;

  •  otro que pertenece a don Joseph Gutiérrez Villafáñez, Arcediano de Valderas, a la calle de Puerta Castillo, que renta dosicentos y cincuenta reales al año;

  •  y otro que pertenece a las Antiguas Ricas de San Marcelo, que llaman del Pozo, y renta trescientos y cincuenta reales al año.

Tiendas y panaderías: Que no hay sitios fijos destinados para tiendas, pues cada vezino que comercia en este tráfico la tiene en su casa, en cuya renta se comprehende el de la tienda. Que el sitio destinado para vender el pan cozido en esta Ciudad es la plaza Mayor de ella, por cuyo derecho percive de los panaderos la cantidad que resultará del testimonio de las cuentas de Propios, a que se remiten.

 

Carnecerías y Mataderos. Que hay dos carnicerías, una del Cavildo y otra de la Ciudad, y dos mataderos. Que las carnecerías se dan de valde a los obligados, y por el matadero propio de la Ciudad recive de renta lo que resultará de dicho testimonio de las cuentas de Propios.

 

Puentes. Que hay dos puentes, uno seobre el río Torío y otro sobre el de Bernesga, sobre los quales tiene el Cavildo el derecho de Pontazgo, arrendado a Blas de la Concepción, vecino de arrabal del Puente del Castro, por el qual paga a dicho Cavildo, anualmente, sietecientos y treinta reales de vellón, y se utiliza dicho arrendamiento en otra tanta cantidad.

 

Barcas. Que no hay barca alguna sobre los ríos que quedan expresados.

 

Ferias y Mercados. Que en esta Ciudad se celebran tres ferias, intituladas San Juan de Junio, San Marcelo o Todos Santos y San Andrés.

Dos mercados mayores: el uno Domingo de Ramos, y el otro, día de Nuestra Señora de la O. Y además hay ciento y quatro mercados ordinarios, que son los miércoles y sábados de cada semana; en cuyos días de ferias y mercados se comercian diferentes géneros y mercadurías, sobre los quales se hallan impuestos los derechos de Cientos y Alcavalas, que pertenecen a Su Magestad, cuyo producto de uno y otro, deducido por un quinquenio y por el adeudo total de dichas ferias y mercados, importan anualmente ciento setenta y tres mil y sietecientos reales de vellón.

35ª Qué número e Jornaleros havrá en el Pueblo, y a cómo se paga el jornal diario a cada uno.

A la treinta y cinco dijeron que en esta Ciudad, sus arravales y lugar de Villa Obispo hay trescientos y treinta y nueve jornaleros, inclusos los labradores, hortelanos y pastores reputados por tales, sus hijos, hermanos y criados mayores de diez y ocho años; y el jornal que ganan al día que trabajan en la cultura y otras obras lo regulan en dos reales y medio.

36ª Quántos Pobres de solemnidad havrá en la Población.

A la treinta y seis dijeron que en esta Ciudad y dichos arrabales hay ciento y quarenta y siete pobres de solmenidad, con inclusión de viudas, y todos cavezas de sus casas, pues aunque hay más, no pueden dar razón de ellos, por ser la familia de éstos y otros, transeúntes que vienen de otros lugares a pedir limosna a éste.

 

 

 

 

 

 

 Volver a Web de Laborda


 

 Copyright © Antonio Otero. Diciembre 2003.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con este sitio Web, póngase en contacto con laborda@ruiforco.net
Última actualización: 07 de octubre de 2008.